FOTO INTERACTIVA: 2007, España confirma su hegemonía en la Eurocopa Sub-19

Ciudad del Fútbol 14 Abr 2015
Viena, año 2007. La Sub-19 hace historia al ganar su quinta Eurocopa (tras las de 1995, 2002, 2004 y 2006) y crea un precedente para lo que, solo un año después, lograrían los de Luis Aragonés conquistando la Euro de 2008

La Sub-19, dirigida por Juan Santisteban, venía de proclamarse campeona de Europa un año antes, en Polonia 2006, y lo repitió en Austria encajando un solo tanto en cinco encuentros. Ganó 2-0 a Austria, empató a 1 con Portugal y a cero con Grecia en la fase de grupos. Un equipo con gran solidez defensiva, terreno en el que destacaban jugadores como César Azpilicueta, Javi Martínez o Mikel San José.

En semifinales, la Sub-19 se deshizo de Francia: tuvo el control del partido y las oportunidades, pero no la fortuna para marcar.

El gran protagonista de este encuentro fue el portero Sergio Asenjo que detuvo dos penas máximas en la tanda decisiva en donde galos e hispanos buscaban el pase a la final. Curiosamente, salió en el minuto 55 debido a la lesión de quien partía como titular, Felipe Ramos.

El portero del Real Valladolid contó así cómo fueron sus sensaciones: "No es que los penaltis sean mi especialidad, simplemente dejé la mente en blanco e intenté adivinar dónde los iban a tirar y me salió bien. También traté de poner nerviosos a los franceses. Felipe ha parado mucho antes en este partido aunque cayera lesionado".

Y en la final ante los helenos, un gol y una "pillería" de Dani Parejo dio el título a los españoles. Así, España se proclamó campeón de Europa Sub-19 por quinta vez tras superar en la final a Grecia en un duelo muy competido y con gran igualdad.

Las claras oportunidades de los griegos fueron desbaratadas por un segurísimo Sergio Asenjo y cuando peor lo pasaba España, llegó ese gol de Parejo.

A partir de ahí, las sabias decisiones de Santisteban (quien en el banquillo estaba arropado por Ginés Meléndez, Iñaki Sáez y Armando Ufarte) fueron claves para el éxito final: la manija del partido la llevaron Aaron y Azpilicueta y la salida al terreno de juego de Zamora, Carletes y Berrocal, permitió mantener el control de la final disputada en el Linzer Stadium de Linz.

"Hace tres meses ganamos el Europeo Sub-17 y ésta es la segunda victoria para nuestro país y para mí. Nunca jugamos bien una final, uno sólo quiere ganarla", fue el resumen de Santisteban al festejar el título.