Generación Sub-21: Arnau, Valerón e Iván Pérez encabezaron el triunfo del 98

Ciudad del Fútbol 12 Mar 2014
La Selección Sub-21 volvió a conseguir una eurocopa en 1998 tras haberla conquistado por primera vez en 1986. En el 98, en Rumanía, logró su segundo título de campeón de Europa con un equipo en el que brillaron Arnau, Valerón e Iván Pérez

España acudía en 1998 como subcampeona de Europa Sub-21 ya que perdió en el 96 la final disputada en Barcelona frente a Italia. Dirigida por Iñaki Sáez, había realizado una gran fase previa: no conocía la derrota, y había ganado todos los partidos menos uno, un empate a 1 en casa ante Eslovaquia.

En aquella Euro del 98, la Selección contaba con jugadores como  Benjamín, Roger, Guerrero, Rekarte Michel Salgado, García Calvo, Guti, Valerón, Iván Pérez o Arnau.

Para llegar a la final superó a Rusia en cuartos con un gol de Iván Pérez, en semifinales a Noruega, gracias a un tanto de Víctor Sánchez, y en la final a Grecia.

En aquel último partido, la Selección Sub-21 se impuso a los griegos juntando a una gran generación de futbolistas como Benjamín, Roger, Guerrero, Rekarte Michel Salgado, García Calvo, Guti, Valerón, Iván Pérez y Arnau.

Francesc Arnau fue uno de los más destacados, pues España encajó solo seis goles en sus ocho encuentros clasificatorios gracias al guardameta, que fue escogido como "jugador del oro" del torneo.

Arnau, quien comenzó su carrera futbolística como defensa, fue imbatible en los encuentros ante Rusia, Noruega y en la final ante Grecia. España se impuso en todos estos duelos por 1-0. 

 "(Durante una época) me aburrí de ser portero y estuve un año dedicándome a jugar al tenis de mesa antes de volver a ponerme los guantes", confiesa Arnau. Lo hizo justo a tiempo para ser internacional y contribuir decisivamente en la conquista de la Euro de 1998.

Esa solidez defensiva estuvo acompañada por el olfato goleador de Iván Pérez quien acabó como máximo anotador del torneo y fue el autor del tanto de la victoria ante Grecia en la final, que dio el segundo título europeo a España.

"Ese campeonato lo voy a recordar toda ni vida. Jugamos tres partidos, cuartos de final, semifinal y final, en los tres partidos quedamos 1-0 y tuve la suerte de marcar los tres goles. La verdad es que marcar el gol de la final fue lo más bonito que me pasó en toda mi carrera", asegura todavía Iván Pérez.

Este título fue el comienzo de una gran carrera de Sáez quien tras lograr la Eurocopa Sub-21 en 1998, fue también Campeón del Mundo Sub-20 en 1999 y Campeón de Europa Sub-19 en 2002, además de la plata en los Juegos de Sydney.

“A mis equipos siempre se le han dado mejor las rondas decisivas que las previas. Siempre hice lo mejor en las fases finales”, confesaba entonces Sáez.

Así pues los actuales Muniain, Morata o Jesé no son sino herederos de otras grandes generaciones de futbolistas españoles (Arnau, Valeron o Iván Pérez en 1998) que abrieron el camino hacia el éxito.

FOTO: UEFA (Getty Images)