Kiko Narváez: "Mi primera convocatoria me supuso dos días sin dormir"

Ciudad del Fútbol 20 Ago 2014
El internacional jerezano es un habitual de los medios de comunicación desde que anunció su retirada del fútbol activo allá por 2002

Tan talentoso en el uso de la palabra como lo era con el balón en los pies, Francisco Miguel Narváez "Kiko" (Jerez de la Frontera 1972) es una voz y rostro conocido por el gran público desde hace ya bastante tiempo, pues "sigo trabajando en los medios de comunicación. Cuando dejé el fútbol hace ya doce años tuve la suerte de entrar en ese mundo y desde entonces me levanto con ilusión, disfrutando y viendo la vida desde ese ámbito".

Internacional absoluto en 26 ocasiones entre 1992 y 1998, el delantero andaluz recuerda especialmente su primera llamada para un encuentro ante Letonia disputado en Sevilla:  "La primera convocatoria fue muy inesperada. Yo tenía veinte años, jugaba en el Cádiz y acabábamos de ganar el oro en los Juegos de Barcelona. Clemente nos dio la oportunidad a muchos de los que allí estuvimos y recuerdo que fueron dos días sin dormir de los nervios. Me tocó Claudio Barragán en la habitación y lo pasé de categoría con él".
 

"Más allá de los resultados, sólo vestir la camiseta de la Selección ya era todo felicidad para ti"

Pese al oro olímpico en su palmarés, la presencia en la Eurocopa de Inglaterra 96´, el Mundial de Francia 98´y sus cuatro tantos como bagaje, Kiko tiene claro que "más allá de los resultados, sólo vestir la camiseta de la Selección ya era todo felicidad para ti y los tuyos. Con una convocatoria no necesitabas nada más para sentirte completo".

De esa forma el futbolista internacional ha disfrutado junto a los suyos de los éxitos recientes de la Selección que califica como  "triunfos muy emocionantes. La victoria de la última Eurocopa, por ejemplo, la viví con mis hijas. Ellas no entendían por qué España no ganaba títulos cuando yo jugaba. Hemos disfrutado del mejor centro del campo de la historia del fútbol y ganando jugando muy bien al fútbol, algo muy difícil en estos tiempos", concluye.