Un Museo para disfrutar como un niño

Ciudad del Fútbol 23 Mayo 2014
La exposición permanente de la Ciudad del Fútbol guarda pequeños tesoros que relacionan el deporte rey con la infancia

Aunque también posee origen alemán, España es uno de los países creadores y donde más rápido se popularizó el juego del futbolín, que hoy en día sigue llenando los ratos del ocio y haciendo las delicias de grandes y pequeños a lo largo de todo el planeta.

El Museo de la Selección española posee una colección de estas joyas inspiradas en el deporte rey, tanto en su versión internacional con jugadores de madera o plástico con tacos tanto del tipo español, de metal y con jugadores con piernas separadas.
 

Los diferentes tipos de futbolines destacan en esta parte de la exposición dedicada a los juegos infantiles relacionados con el fútbol

Pero este lugar mágico que hace un recorrido por la historia del fútbol en Las Rozas (Madrid) acoge también reliquias en forma de juegos infantiles relacionados con el deporte del balompié como el Blow Football británico, el Blaas Voetbalspel holandés o los juguetes de Creaciones Herrera, además de un célebre Rompe Cabezas futbolero.

Un pequeño gran rincón del Museo tan pedagógico como emocionante y que explica cómo año tras año la pasión por el fútbol pasa de unas generaciones a otras alimentando los sueños infantiles de los aficionados.