La Selección también arrasa en reconocimientos individuales

Ciudad del Fútbol 02 Jul 2014
Carles Aleña como mejor jugador, Dani Villanueva como pichichi y Fran Villalba como mejor medio unen sus premios a la Copa Presidente lograda en Kazajistán.

El equipo de Santi Denia no se ha conformado únicamente con traerse la copa a España, sino que además de lograr una muy solvente victoria en Kazajistán, sus jugadores también se han hecho con gran parte de los premios individuales del torneo.

El galardón al mejor jugador ha sido para un español. Carles Aleña se ha hecho con el reconocimiento después de firmar unos partidos impecables, en los que dirigió con maestría y gran soltura el juego de los campeones. El capitán siempre ha destacado, además de por su técnica y su fina zurda, por sus dotes de liderazgo, algo que no ha pasado desapercibido en la competición y que le han valido para sumar un nuevo éxito a su trayectoria con la Selección.

Dani Villanueva ya ha comenzado a seguir los pasos de Villa o Torres, que como el joven delantero, también han sido máximos goleadores de grandes competiciones internacionales. El 9 de la Selección logró 4 tantos en 3 partidos y su gran actuación en la final fue determinante a la hora de vencer el último partido.

Comandando al equipo junto a Carles Aleña también brilló Fran Villalba, lo que le convirtió en el mejor medio del torneo. Sus cualidades tanto en ataque como en defensa siempre dotan al equipo del equilibrio necesario para ganar y esta vez no ha sido una excepción. A su calidad para mover la bola tanto en largo como en corto, sus aptitudes defensivas y su capacidad de asociación también suma un gran disparo y llegada al área. Su gol en la final es una buena muestra de sus habilidades ofensivas, que pese a su juventud, le convierten en un jugador muy completo.

La cantera siempre ha sido el principal activo del equipo nacional. En todas las categorías se encuentran grandes futbolistas y generación tras generación van apareciendo nuevos talentos que algún día formarán parte de la Selección absoluta. Los mayores han ido quemando etapas hasta alcanzar su objetivo, algo que podrá conseguir esta nueva hornada a base de esfuerzo y trabajo. La calidad les sobra y el compromiso también, por lo que apunten sus nombres, muchos de estos jóvenes serán los grandes del futuro.