España en las Eurocopas

Historia de la Copa de Europa de Naciones y de España en las Eurocopas
 
Desde 1960 se han celebrado 14 copas de Europa de Selecciones disputándose en 13 países diferentes en estos años. Francia es el país que más veces ha albergado el torno (1960-1984) junto con Italia (1968 y 1980). En tres ocasiones (2000, 2008 y 2012) se disputó en dos países y España fue el país organizador en 1964, en la segunda que se celebraba.
 
España en las Eurocopas
 
España es junto con Alemania la selección que más veces han ganado la Eurocopa, en tres ocasiones (1964, 2008 y 2012).
 
España ha sido campeona de Europa en 1964, con José Luis Villalonga de Seleccionador, en 2008, con Luis Aragonés, y en 2012, con Vicente del Bosque. Además el equipo dirigido por Miguel Muñoz fue subcampeón en Francia 1984 tras lograr la clasificación para la fase final goleando a malta por 12-1.
 
La Eurocopa de 1964
 
Un gol de Marcelino en el Santiago Bernabéu dio a España su primera Eurocopa, en 1964. Fue un partido muy especial ya que la Selección jugaba la final como anfitrión, en Madrid, y en el Santiago Bernabéu. Lo hacía contra la bestia negra del régimen del general Francisco Franco, la Unión Soviética.

Para llegar a aquella final, la Selección española se deshizo de Irlanda (5-1, 2-0) en cuartos y se enfrentó a Hungría en la semifinal a la que superó (2-1), tras un gol de Amancio en la prórroga. La otra semifinal enfrentó a la URSS con Dinamarca: ganaron los rusos por un contundente 3-0.

Y así llegó aquel gran día: el 21 de junio de 1964, ante un estadio de Chamartín abarrotado (80.000 espectadores) y con la presencia en el palco de Franco y el Príncipe Don Juan Carlos.

El partido, en el transcurso del cual lloviznó sobre Madrid, tuvo un inicio espectacular: Pereda, a centro de Luis Suárez, adelantó a los españoles en el minuto 5. Galimzian Khusainov empató para los soviéticos muy poco después. Cuando sólo quedaban seis minutos para el final, Marcelino anotó el 2-1, de cabeza (era un gran cabeceador), tras un pase de Pereda.

El equipo que conquistó aquella Eurocopa del 64 estaba dirigido por José Luis Villalonga y fue el formado por Iríbar; Rivilla, Olivella, Zoco, Calleja; Fusté, Suárez; Amancio, Pereda, Marcelino y Lapetra.
 
La Eurocopa de 2008
 
En la Eurocopa de Austria y Suiza España llegó a la final al superar en la histórica barrera de cuartos una tanda de penaltis de taquicardia ante Italia, unas semifinales cómodas ante Rusia y hacer un torneo sin conocer la derrota de la mano de Luis Aragonés.
 
El 29 de junio de 2008 en el antiguo Prater de Viena, el Ernst Happel, ante la Alemania de Ballack, Lahm, Podolski, Klose y compañía, el once que formaron Casillas, Capdevila, Puyol, Marchena, Ramos, Senna, Silva, Xavi, Iniesta, Cesc y Torres, escribieron una página para la historia grande del fútbol español.
 
Fue un gran duelo marcado por el gol de Fernando Torres en el minuto 33 de partido y por un planteamiento estratégico magistral de Aragonés que anuló al rival alemán.
 
La Eurocopa de 2012
 

España se proclamó campeona de Europa por segunda vez consecutiva en 2012,. Hizo así historia al convertirse en el único equipo poseedor de la triple corona (Euros de 2008 y 2012) y Mundial de 2010
 
Los chicos de Vicente del Bosque llegaban a la Eurocopa de Polonia y Ucrania como vigentes campeones de Europa (2008) y del Mundo (2010). España, apelando a su filosofía futbolista y al trabajo y la humildad, completó un torneo de lujo: además de campeón, acabó invicto y solo encajó un gol. Por el camino, pudo terminar como primera de su grupo al sumar 7 de los 9 puntos posibles (ganó 4-0 a Irlanda, 1-0 a Croacia y solo cedió un empate a 1 con Italia).

En cuartos, Francia cayó por 2 a 0 y Portugal en semifinales en una tanda de penaltis de infarto. Como en 2008 ante Italia, Cesc fue el autor del lanzamiento decisivo, en este caso el que dio el pase a la final.
 
Y la final fue un canto al fútbol desplegado por los de Del Bosque: el triunfo contundente (4-0) sobre Italia con un juego brillante y rápido, confirmación de que España era la reina indiscutible que estaba marcando toda una época. El juego del equipo no dio opciones al rival: agarró el mando del juego, se quedó con el esférico y disfrutó del fútbol durante hora y media. Xavi inventó un pase a Cesc para que este llegara a la línea de fondo y pusiera atrás un balón que David Silva remató en un escorzo maravilloso para hacer el primero del partido.
 
A partir de ahí, los rivales fueron cediendo en su empeño, hasta claudicar ante el juego de la Selección Española de Fútbol: Jordi Alba culminó tras un sprint inolvidable un magnífico pase de Xavi, haciendo el segundo antes del descanso. Y ya en la segunda parte, Fernando Torres y Juan Mata pusieron la puntilla en el tramo final.
 
Historia de las Eurocopas
 
Las otras 12 Eurocopas están marcadas por el dominio de Alemania que ha sido campeona en tres ocasiones: en 1972 (con una pléyade de jugadores como Beckenbauer, Maier, Muller, Breitner, Netzer, Heynckes y Schwarzenbeck), en 1980 con Bernd Schuster y en 1996 batiendo a la República Checa gracias a un gol de oro en la prórroga de Oliver Bierhoff. Además ha sido subcampeona en tres ocasiones (la última contra España en 2008).

Francia con 2 triunfos (1984 y 2000) es la única, además de españoles y germanos, en tener en sus vitrinas más de una Eurocopa. En la del 84 dos goles de Platini en la final hundieron la gran trayectoria del equipo español que de la mano de Miguel Muñoz se había deshecho de Alemania Federal y Dinamarca

El resto de selecciones la han ganado una sola vez: la URSS (1960), Italia (1968), República Checa (1976), Holanda (1988), Dinamarca (1992) y Grecia (2004).
 
La Eurocopa ha hecho justicia a grandes equipos que no han podido ganar mundiales. Por ejemplo la URSS de Yashin en 1960 o la República Checa de Panenka en 1976, que se atrevió a tirar aquel penalti tan heterodoxo pero que dio el título europeo a los checoslovacos.
 
Holanda, que se quedó a las puertas de conquistar un Mundial en 1974 y 1978, pudo al menos ganar en 1988 una Eurocopa, liderada por Koeman, Rijkaard, Gullit y Van Basten.
 
Y Dinamarca, que jugó la Europa de 1992 tras quedar excluida Yugoslavia a causa de la Guerra de los Balcanes, se llevó el torneo al ganar la final a Alemania. Una final en la que brilló Peter Schmeichel.
 
Antes del predominio español desde 2008, Grecia conquistó el torneo en 2004 con un futbol ordenado y muy defensivo. Dirigida por el alemán Otto Rehhagel, pasaron de la fase de grupos con un empate, una derrota y una victoria, igualados a puntos con el tercer clasificado, que fue la España de Iñaki Sáez. La selección de Rehhagel marcó cuatro goles y encajó otros cuatro en esa misma fase. Grecia pasó a la final, y la ganó, marcando solo tres goles, uno por partido, pero sin recibir ninguno. Francia y la República Checa fueron las víctimas de esta correosa selección. En la final ante los anfitriones, Portugal, un gol de Charisteas en el minuto 57 dio la Eurocopa a la selección helena.
 
Nueve equipos, por lo tanto, se han llevado a casa, hasta ahora, la Copa de Europa de Naciones:
 

España 3 (1964-2008-2012)
Alemania 3 (1972-1980-1996)
Francia 2 (1984-2000)
URSS (1960) 1
Italia (1968) 1
Checoslovaquia (1976) 1
Holanda (1988) 1
Dinamarca (1992) 1
Grecia (2004) 1