España vuelve a Maracaná, un estadio de leyenda

20 Jun 2013
La Selección española ha jugado cuatro veces en su historia en Maracaná: todas ellas en 1950, en el Mundial de Brasil, una Copa del Mundo recordada por el gol de Zarra o las grandes paradas de Ramallets

El Estadio de Maracaná fue inaugurado el 24 de junio de 1950 y su nombre original era Estádio Municipal do Maracanã, pero en 1964 le cambiaron su nombre por el de Estádio Mario Filho, en honor a un periodista fundador del diario local Jornal dos Sports.

Maracaná fue el escenario del recordado gol de Zarra ante Inglaterra que le permitió a España terminar cuarta en aquel Mundial, la mejor clasificación de toda su historia hasta el triunfo de 2010 en Sudáfrica.

Antes, la Selección española venció a Chile por 2-0 con goles de Basora y el propio Zarra en el debut en Maracaná, el 29 de junio de 1950.

España tiene grandes recuerdos de Maracaná pero alguno más amargo como la derrota por 6 a 1 ante Brasil en el cuadrangular final de 1950, ante 152.772 espectadores. 

Desde entonces, el equipo nacional no ha vuelto aunque Vicente del Bosque sí, ya que en 2000 como entrenador del Real Madrid empató ante el Necaxa mexicano, en un partido del Mundial de Clubes. Fue el 14 de enero de 2000.

Maracaná dio también nombre a un suceso deportivo: el "Maracanazo".  Cuando Uruguay ganó la Copa del Mundo de 1950 gracias a un tanto del uruguayo Ghiggia en la final contra Brasil. Los uruguayos se llevaban el torneo en casa ajena, se imponían en la final a Brasil en su propio país y en el estadio del que se sentían orgullosos, Maracaná. El segundo tanto del 2-1 fue obra de Alcides Ghiggia quien en su día confesó: "Sólo tres personas han hecho callar al Maracaná: Frank Sinatra, el Papa y yo".

Maracaná siguió década tras década siendo un referente mundial del fútbol: el 31 de agosto de 1969, Brasil y Paraguay se enfrentaron en partido de clasificación para la Copa del Mundo de 1970. El equipo local ganó por 1-0 con gol de Pelé: el partido pasó a la historia por reunir a 183.341 personas, récord oficial en la historia del fútbol mundial.

En la década de 1960, sobre su césped se pudo ver a Garrincha, el delantero de Botafogo, uno de los pilares del equipo brasileño que ganó la Copa del Mundo en Suecia-1958 y Chile-1962. Años después, el 20 de enero de 1983, Maracaná fue el escenario del velatorio de Garrincha.

En esa época, Pelé también marcó la historia del Maracaná, por ejemplo cuando anotó el 19 de noviembre de 1969 el gol número mil de su carrera. Asimismo, Pelé disputó su último partido con la Selección en el Maracaná el 18 de julio de 1971 ante Yugoslavia.

Hoy, la Selección española juega en un renovado y moderno Maracaná, verdadero monumento y homenaje a la Historia del fútbol.