El Seleccionador Nacional, investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Pontificia de Salamanca

Salamanca 15 Abr 2016
Antonio D. Muñoz
Jesús Acebes
Vicente del Bosque recibió la distinción en un emotivo acto académico celebrado en el Aula Magna de la universidad de su ciudad natal

Bajo la imagen de Santo Tomás de Aquino, en un Aula Magna con más de doscientos años de historia y que está presidida por la imagen del Concilio de Trento, Vicente del Bosque fue investido como Doctor Honoris Causa por la Universidad Pontifica de Salamanca en un acto académico emotivo presidido por el Gran Canciller de la Universidad, el cardenal Ricardo Blázquez Pérez, así como por la Rectora de la institución, Miriam Cortés Diéguez y en el que se dieron cita todos los decanos de las facultades de la Universidad así como rectores de otras universidades castellanas. 

Constituido el Claustro, en su laudatio previa a la investidura, el Padrino de investidura de Vicente del Bosque en su ceremonia, Salvador Pérez Muñoz, destacó la figura del deportista y entrenador español desde sus orígenes como joven estudiante hasta hoy en día: "Está aquí hoy por su labor educativa y formativa a través del deporte, por su labor de apoyo a la discapacidad", afirmó su padrino durante el discurso.

A continuación tomó la palabra el protagonista, en una lección magistral en la que recordó su juventud en Salamanca, y cómo la vida le llevó hacia el fútbol y los vestuarios de todo el mundo: "Esta es una distinción al mundo del fútbol", afirmó el salmantino. Quiso destacar la importancia del deporte dentro de la sociedad, y los valores que transmite para el beneficio de las personas. Además, glosó la figura del entrenador, cuyas virtudes más destacadas son las de "saber comunicarse y saber escuchar".

"El fútbol es esfuerzo y compromiso, el fútbol es lealtad a tus compañeros de equipo y es una comunidad de intereses", afirmó Del Bosque

Del Bosque reconoció como una recompensa a su labor dentro del fútbol la distinción como Doctor Honoris Causa en la Universidad Pontificia: "Mi bondad no es diferente de la suya, ni de la mayoría de los presentes. Se necesita en la actualidad personas como ustedes, con compromiso social. Me siento orgulloso de una trayectoria larga e intensa de alguien que solo pensaba en jugar con sus amigos para divertirse", comentó el Seleccionador antes de finalizar el acto y después de ser investido por las autoridades académicas. El Seleccionador Nacional recibió una cerrada ovación del aula antes de que se entonase como cierre el Gaudeamus Igitur.

Entre los asistentes, numerosa representación del ámbito académico, social y político de la ciudad. Quisieron acompañar a Del Bosque el alcalde de la ciudad de Salamanca, Alfonso Mañueco, el presidente de Iberdrola, patrocinador de la Selección española de fútbol, José Ignacio Sánchez Galán, el presidente del Comité de Entrenadores de la RFEF, Eduardo Caturla, el presidente de la Federación de Fútbol de Madrid, Vicente Temprado, así como el preparador físico de la Selección, Javier Miñano, además de amigos y los familiares del técnico salmantino.